Home/Entradas/Noticias/Declaran la emergencia para proteger al ciervo de los pantanos del Delta del Paraná

Declaran la emergencia para proteger al ciervo de los pantanos del Delta del Paraná

La declaró el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) por el riesgo que corre esta población, que no supera los 800 ejemplares, debido a las graves inundaciones.

Buenos Aires, 19 de mayo de 2016.- El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación está comprometido con la conservación del ciervo de los pantanos que habita en el Delta del Paraná cuya población, estimada en 800 ejemplares, está seriamente amenazada a raíz de las inundaciones extraordinarias causadas por el fenómeno climático del Niño, entre otros factores.

Es por eso que durante la Asamblea extraordinaria del COFEMA, que reúne en la Ciudad de Buenos Aires a las máximas autoridades ambientales de las provincias y de la Nación, se resolvió declarar la situación de emergencia poblacional para el ciervo de los pantanos en el bajo Delta del Paraná.

Esta medida se tomó por varios motivos, como la pérdida de su hábitat natural, el avance de la producción agrícola, ganadera y forestal, el peligro de las urbanizaciones o la caza furtiva; pero, especialmente, porque en este momento las inundaciones extraordinarias están poniendo a esta especie en una situación de extrema vulnerabilidad.

“Cada vez que las islas del Delta se inundan, los ciervos que se encuentran acorralados buscan zonas elevadas, lo que hace que queden concentrados y expuestos a los cazadores. Otros mueren ahogados o por falta de alimento”, explicó el director de Fauna Silvestre del Ministerio, Santiago D´Alessio.

Esta declaración de emergencia obligará a tomar medidas para proteger al ciervo y a su hábitat, fundamental para su supervivencia: “El COFEMA declara de interés federal ambiental la protección de los embalsados flotantes, hábitat crítico para la supervivencia del ciervo de los pantanos y demás especies silvestres afectadas durante los eventos climáticos en el bajo Delta del Paraná”.

Si bien se puede encontrar a esta especie en otras zonas del país, como en el litoral, el ciervo de los pantanos que hoy corre serio riesgo habita en la zona del Delta del Parará: en San Fernando, en Campana y en Escobar (provincia de Buenos Aires), y en las Islas del Ibicuy (provincia de Entre Ríos). Allí está retrocediendo en cantidad de ejemplares y se encuentra aislado, lo que reduce su posibilidad de reproducción.

El de los pantanos es el ciervo más grande de América del sur. Un macho adulto puede llegar a pesar hasta 150 kilos y sus astas pueden llegar a alcanzar 14 puntas. Este es el único ciervo que vive en zona de humedales, por lo que se lo conoce como el ciervo anfibio. Las demás especies viven en pastizales o bosques.

Este animal está amenazado de extinción y su caza o captura se encuentra prohibida por la ley. En Buenos Aires y Entre Ríos lo declararon Monumento Natural Provincial, máximo grado de protección que puede alcanzar una especie.
“Esta especie es uno de los grandes tesoros naturales y, lo que la hace tan especial, es que es muy raro tener un animal de estas características tan cerca de una gran metrópolis, como es la ciudad de Buenos Aires”, dijo el director de Fauna Silvestre.

Por todos estos motivos, los ministros de Ambiente de las provincias argentinas, reunidos hoy en la Asamblea del COFEMA, resolvieron sacar esta declaración que obligará a tomar medidas para proteger al ciervo y a su hábitat, fundamental para su supervivencia. El COFEMA declara “de interés federal ambiental la protección de los embalsados flotantes, hábitat crítico para la supervivencia del ciervo de los pantanos y demás especies silvestres afectadas durante los eventos climáticos en el bajo Delta del Paraná”.

A causa de las inundaciones también hay otros animales afectados como carpinchos, mulitas y coipos, de los que también se encontraron ejemplares muertos.

“Venimos trabajando muy fuertemente en la concientización, en el control de la caza, en la creación de áreas protegidas, en la generación de información científica, en el establecimiento de corredores biológicos, y en la recuperación de animales heridos. Todo esto hizo que la población de ciervos del Delta se volviera a recuperar – explicó Santiago D´Alessio-; pero las inundaciones extraordinarias pueden hacer que perdamos gran cantidad de ejemplares”.

Además de declarar el estado de emergencia, las autoridades están pidiendo el apoyo de los vecinos de las zonas en las que habitan estos ciervos y, entre otras cosas, piden que no se lleven a las crías que están solas, ya que es muy probable que la madre se encuentre en los alrededores y regrese por ella cuando este sola. Si algún vecino ve cazadores o se encuentra con animales heridos o sus crías puede llamar:

0800 222 1362 (OPDS, Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible)

0221 4253 875 (Destacamento de Guardaparques Municipal de Arroyo Borches)

911 (Policía)

011 4348 8562 (Ministerio de Ambiente de la Nación)

02-06-2016|