Programa PROBiogás

A fines de diciembre de 2016 se firmó el proyecto GEF – PROBiogás, “Modelos de negocios sostenibles para la producción de biogás a partir de residuos sólidos urbanos orgánicos”.

Este proyecto fue llevado adelante entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El objetivo es demostrar que las plantas y los sistemas de generación y aprovechamiento de biogás que generan los residuos sólidos urbanos orgánicos, como son los rellenos sanitarios y los biodigestores, son sostenibles desde el punto de vista técnico, ambiental, institucional y económico financiero, de manera que se puedan incorporar a los proyectos de gestión integral de residuos sólidos urbanos (RSU) que se implementan y puedan ser operados adecuadamente por los municipios.

Por este proyecto se van a construir cuatro plantas piloto, así como también se realizarán diferentes estudios técnicos que permitirán analizar en profundidad las cuestiones ligadas al biogás.

Nuestros objetivos

El programa PROBiogás es fundamental para los programas de gestión de residuos sólidos, ya que por esta vía se busca que los sistemas de gestión de residuos eviten emitir gas metano a la atmósfera, uno de los causantes principales del agujero en la capa de ozono y del calentamiento global.

Otra finalidad es aprovechar la materia y la energía contenida en los residuos orgánicos, de manera de devolver al suelo las condiciones naturales de sus nutrientes, apoyar la estrategia de Argentina para generar energías renovables y mejorar las prácticas de tratamiento de los residuos en nuestro país.

Que las plantas de biogás sean sostenibles significa que cumplen una serie de condiciones:

  • que son factibles de diseñarse y construirse en nuestro país, adaptadas a las condiciones y características de nuestra realidad;
  • que existe capacidad de la industria local para apoyar su funcionamiento a lo largo de su vida útil;
  • que pueden ser operadas y monitoreadas eficientemente en el país;
  • que su operación futura es viable desde el punto de vista económico y financiero para los municipios, de manera que no resulte onerosas para los gobiernos locales.

Cómo vamos a lograrlo

Se realizarán estudios técnicos para conocer en profundiad la problemática. Además, se desarrollarán cuatro proyectos piloto para evaluar en campo cómo funcionan los sistemas mencionados y qué dificultades y particularidades deberán atenderse para su adecuada operación.

El proyecto, que tendrá una duración de 4 años, recibirá una donación del GEF para realizar los estudios, obras y actividades del proyecto, que deberán ser acompañados por actividades que lleva adelante el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

El proyecto financiará la incorporación de especialistas en materia de energía y biogás, de manera de asegurar que se desarrollen proyectos que cumplan las condiciones mencionadas.

La aprobación del proyecto constituye el primer paso para incorporar en los programas de residuos sólidos nuevos sistemas de tratamientos que valoricen la fracción orgánica de los residuos, aprovechen su energía y eviten disponerlos en los rellenos sanitarios para prolongar su vida útil.

20-01-2017|