En busca de generar una política de Estado que garantice a los Pueblos Originarios la gestión de sus tierras, territorios y recursos naturales, desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación se establecen los medios necesarios y se implementan los procedimientos adecuados que contribuyan al cumplimiento de su derecho a fijar las prioridades del desarrollo desde su propia cosmovisión.

Para lo cual se promueve la participación de los pueblos y comunidades en la gestión soberana de sus recursos naturales, se actúa ante conflictos ambientales actuales que impactan en los territorios indígenas, se proponen normativas para la gestión ambiental en territorio de los Pueblos Indígenas, como también una política de Estado sobre los pueblos indígenas en articulación con otros organismos públicos y con el Consejo de Participación Indígena, y se difunde el marco jurídico que garantiza la gestión de sus recursos.

En Argentina existen más de 39 pueblos originarios y 2000 comunidades, y se hablan más de 17 idiomas distintos al castellano. Cada pueblo está organizado política y territorialmente de acuerdo con su propia cosmovisión y con la relación que establece con el territorio que habita.

MAPA 21X29.7otro

Los Pueblos – Naciones Originarias son:

Moqoit, Pilagá, Q’om, Wichí, Chorote, Chulupí, Guaraní,  Chané,  Kolla, Yojwis, Huarpe,  Diaguita, Tonokoté, Lule, Vilela, Mapuche, Tehuelche, Rankulche, Selk’nam, Mbyá Guaraní, Ava Guaraní, Tupí Guaraní, Ocloya, Omaguaca, Tilián, Charrúa, Comechingón, Tastil, Tapiete, Chicha, Sanavirón, Abipón, Yámanas, Yaganes, Huaycurú, Atacama,  Pilagá, Tilcara.

Muchos Pueblos conservan su propio Idioma:

Mapuzungun, Quechua, Q’omlaqtac, Kakan, Llactac, Lacatcat moqoit, Guaraní Mby´a, Ava Guaraní, Chulupí, Chané, Tapiete, Chorote, Kunza.

Los pueblos originarios son parte del territorio, y se relacionan con cada elemento que forma parte de éste: la naciente de los ríos, el corazón de las montañas, la savia del interior de la tierra; de manera armónica, desde una cosmovisión de plena conciencia en el resguardo del agua, del aire, de los bosques y de la diversidad biológica, porque estos elementos son vitales para la continuidad de cada pueblo.

En este sentido, desde su cosmovisión y forma de vida, los pueblos originarios tienen mucho que aportar a la una sociedad en cuanto al consumo y explotación de los recursos, que afectan al desarrollo y la proyección de los pueblos.

Los pueblos originarios lograron el reconocimiento del derecho a la autodeterminación, a desarrollarse culturalmente de acuerdo a su propia cosmovisión, para salvaguardar a sus sociedades.

La interculturalidad es la propuesta política de los movimientos indígenas de la región a través de la cual se busca su reconocimiento como Estados Plurinacionales, en los cuales se respete la autodeterminación de los Pueblos-Naciones Originarios.

La política intercultural plantea de igualdad en la diversidad, de desarrollo con identidad, que reconozca las diferencias idiomáticas, culturales y filosóficas,

En este sentido la interculturalidad es una práctica constante, que no corresponde exclusivamente a los pueblos originarios, sino que debe ser asumida por todos los hombres y mujeres de los distintos pueblos y culturas que conviven en un mismo territorio.

El avance hacia una sociedad plural, inclusiva e intercultural solo es posible con la participación del conjunto de la sociedad.

Marco Normativo

El derecho Indígena se encuentra avalado por la Constitución de la Nación Argentina artículo 75, inciso 17 y 22 (1994), que establece reconocer la preexistencia étnica y cultural de los Pueblos Indígenas, como la personería jurídica de sus comunidades y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan. Regula la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano, asegura su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que lo afecten. Y establece el derecho a una educación intercultural y bilingüe.

  • Convenio sobre la Diversidad Biológica (Ley N° 24.375 aprueba el Convenio sobre la Diversidad Biológica);
  • Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización al convenio sobre la diversidad biológica;
  • Directrices voluntarias Akwe Kon para realizar evaluaciones de las repercusiones culturales, ambientales, y sociales de proyectos de desarrollo que hayan de realizarse en lugares sagrados o en tierras o aguas ocupadas o utilizadas tradicionalmente por las comunidades indígenas y locales, o que puedan afectar a esos lugares.
  • Ley General de Ambiente Nº 25.675;
  • Ley Nº 26.331 de presupuestos mínimos de protección ambiental para el enriquecimiento, la restauración, conservación, aprovechamiento y manejo sostenible de los bosques nativos;
  • Resolución 145/2004 APN – Presidencia de la Nación, sobre co-manejo en áreas protegidas entre el Estado y los pueblos originarios;
  • Ley Nº 26.160 que declara la emergencia en materia de posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan las comunidades indígenas originarias del país, cuya personería jurídica haya sido inscripta en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas u organismo provincial competente o aquéllas preexistentes;
  • Ley Nº 26.994 Código Civil y Comercial de la Nación: en su artículo 18 incorpora el Derecho Indígena;
  • Ley 27.118, Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en la Argentina;
  • Ley 26.117, Promoción del Microcrédito para el Desarrollo de la Economía Social;

 

Publicaciones

  • Compilado de derechos de los Pueblos Originarios
  • Protocolo de Nagoya traducido a idiomas Wichi, Guarani y Mapuche
  • Protocolo de Consulta previa libre e informada a Pueblos Originarios

 

Día de los Pueblos Originarios

El Día de los Pueblos Originarios en América, que se conmemora cada 19 de abril desde 1940 cuando se realizó el primer Congreso Indigenista Interamericano en Pastzcuaro, México. A partir de este congreso se fundó el Instituto Indigenista Interamericano, dependiente de la Organización de Estados Americanos.

En Argentina se instituyó la conmemoración de la fecha en 1945, por decreto del Poder Ejecutivo Nacional. Sin embargo, recién en 1994 se reconoció en la Constitución Nacional, en el artículo 75 inciso 17, la preexistencia étnica y cultural de los Pueblos Indígenas, estableciendo el reconocimiento a la personería jurídica de sus comunidades; la posesión y propiedad comunitaria de las tierras que tradicionalmente ocupan y la regulación de la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que lo afecten; reconocer el derecho a una Educación Intercultural y Bilingüe, entre otros derechos.

A partir de esta fecha reivindicativa de la identidad de los pueblos originarios, en varios territorios se visibiliza la realidad territorial originaria, realizando jornadas de sensibilización hacia toda la sociedad con muestras de arte y cultura ancestral indígena.